lunes, 1 de octubre de 2012

Viaje de negocios

Es muy común escuchar que la gente se va de "viaje de negocios", comprendiendo este término un sinfín de connotaciones. La mía, sin embargo, está lejos del común denominador.

El pasado jueves por la mañana inició mi jornada "negociadora" tomando un cómodo autobus Estrella Roja hacia la mismísima capirucha (el DF). Todo en órden, la película ni la vi... estaba tan desvelada que dormí como lirón las dos horas de camino.

Al llegar a la TAPO empezaba lo bueno. Ya que soy fan #1 de la idiosincrasia mexicana, decidí tomar el metro para ahorrarme una considerable cantidad de dinero en llegar a la Colonia del Valle. El metro... *suspira* gran variedad de colores, olores, sentires y fajares... querido metro (de él hablaremos más tarde). Maleta en mano y pertenencias en orden, llegué al departamento de mi prima, donde también habita mi hermana.

El rollo de "negocios" era una capacitación por parte de mi prima para echarle la mano en su futura agencia de publicidad. Cosa que si ocurrió... lo interesante es todo lo que ocurrió después...

1. El gato feroz: 



Este gato feroz se llama Vida... y decidió, en primer lugar, beber de mi taza... y no sólo eso, sino apropiarse de ella y volver a beber de ella cada vez que tenía sed. El otro simpático ser de las fotos es Ney, mi hermana. Después de terminarse felizmente el contenido de mi taza, el recontrapinche gato (al que ahora amo) tomó la decisión de jugar conmigo y arañarme todo el brazo, dejándome como víctima de un emo en periodo de crisis.

2. Foreveralone - El trenecito

Unas horas después, víctimas del estrés y la soledad, nos vimos en la necesidad de reducir la tensión con un coqueto masaje. Tomando en cuenta nuestra soltería y la ínfima cantidad de candidatos para tal labor... Marcela decidió inaugurar el show cómico mágico musical "Foreveralone - El trenesito". Una imagen dice más que mil palabras.


Y así cada determinado número de minutos, cambiábamos de lugar para que la cosa fuera pareja.

3. Pleito hermanístico (el cuál no es apto para blogspot).

4. Las cubas con Marce:

Ya que en ese momento Ney decidió encerrarse herméticamente y al vacío en su recámara, a Marce y a mí no nos quedó más opción (así es!!! no había otra opción!!! no quiero sermones) que echarnos unos drinks. "Leve" dijimos, sí cómo no!!! leve... O.o

Marce no cuenta con vasos de tamaño regular en su departamento, todos son de medio litro (o más), así que para evitarnos la fatiga de levantarnos continuamente a la cocina, llenamos nuestros vasos de diversos brebajes embriagantes. Yo ron, ella chela. Pero a ella no le bastó con el vaso de 500 ml, además llenó un bote de yoghurt de 1 litro. De verdad NO estaba dispuesta a levantar las nalgas de su silla por ningún motivo. Yo tuve que hacerlo en algunas ocasiones.

Al calor de las copas y considerando la inmensa cantidad de pendejadas que salen de nuestras bocas por minuto, nos dieron las 3 am. "Leve" dijimos...

Justo en el momento en el que nos disponíamos a caer en brazos de Morfeo, el piso se empezó a mover... nos costó trabajo deducir si era el alcohol haciendo efecto o si era...

Neysaledesucuartogritandoymoviendolosbrazosconpánico: Un temblooooor!!!!!

Sí, entonces lo supimos, estaba temblando. Lo simpático era que aunque estábamos en la recámara de Marce viendo el espejo moverse de un lado a otro, yo no sentía la oscilación terrestre. Seguramente las oscilaciones de mi cuerpo debido al alcohol estaban sincronizadas y en sentido opuesto, lo que provocaba en mí un total equilibrio.

Debió sentirse feo... en un séptimo piso? Seguro sí.

En cuanto el temblor terminó nos fuimos a dormir.

5. El ojo maligno:

De pronto, cerca de las 11 am (inserte música del coyote y el correcaminos) abrí los ojos pacíficamente mientras me estiraba... casi me CAGO del pánico cuando en ese inter encuentro a mi hermana sentada a mi lado con los ojos de plato esperando que despertara.

Erikadespertandopacíficamente: AAAARRRGHHHHHH!!!! No mames!!!! qué haces?

Ney: Esperando que despertaras.

Erikarecuperandoelaliento: Sí, no me digas.

Le propuse que viniera conmigo a Puebla un día o dos... aceptó y empezamos a empacar, ya era tarde. Y ahí querido lector, sí... ahí!!! empezó el acabose!!!

6. El repinchísimo metro:

Pensamos que por ser sábado y a esa hora, el metro no estaría tan lleno... y así fue, durante nuestra estancia en la línea verde. Pero al llegar al metro Balderas para transbordar. Santísima exhalación!!! parecía que regalaban pases backstage para La Voz México. Entrar a un vagón era lo más similar a lo que deben sentir las sardinas al ser enlatadas. Manos aquí, nalgas allá, bubis de señora gorda en mi espalda... DIOSSSS!!!! si eres virgen y no tienes esperanza, te suplico que vayas al metro en hora pico.

A eso, súmele usted oh coqueto lector, los múltiples vendedores que te incrustan contra la axila del vecino al pasar, mientras recitan: 

"En esta ocasión le venimos ofreciendo, le venimos presentando el juguete de novedá, pal niño, pa la niña, 100% didáctico, ire usté, con lucecita parpadiante, pal regalo, pal detalle......"

"Les traemos las deliciosas congeladas de rompope y de coco, frías y refrescantes pal calor, 10 pesos le vale, 10 pesos le cuesta..."

Y una infinidad de productos milagrosos, entre los cuáles había un manual en 100 páginas para dominar el inglés, con pronunciación incluida, los 248 éxitos del Buki en un disco mp3 que no me podía perder, un dvd con las más efectivas posiciones del yoga... etc etc etc...

7. El camión:

Una vez abajo del sauna rosa, manoseadas, sudadas, apestadas y demás, ya en San Lázaro, empezamos a caminar hacia Estrella Roja para comprar los boletos.

Erikaexhausta: Disculpe tiene boletos a Puebla que NO lleguen a la CAPU?

Vendedorentusiasta: Sí, llegamos a Plaza Palmas, a las Animas, a la 4 poniente y a Plaza San Diego. Pero ahorita sólo hay horario para Plaza San Diego.

A huevo!!! Plaza San Diego era justo a donde yo necesitaba llegar.

Erikacuriosa: Es Estrella Roja o tienen convenios extraños con millones de paradas intermedias?

Vendedor: Es en AU con parada en Cárcel de Mujeres, Huejotzingo, Cholula y finalmente Plaza San Diego, pero no se preocupe, llega en las mismas dos horas.

Ahora entiendo que con un poquito más de frente hubiera entendido que era IMPOSIBLE llegar en el mismo tiempo que un autobus directo. Sin embargo en ese momento el ofuscamiento no me dejó pensar.

Erikahastalamadre: Dame 2!!!

Al ver el precio, de nuevo debí inferir que algo andaba mal, puesto que pagar $180.00 por dos boletos, sólo indicaba viajar junto a aves de corral... una vez más, no lo vi.

Entrando al autobus, evidentemente me di cuenta de que no contaba con tele ni con baño. A apretar las piernas me dije. Y empezó el viaje...

Erikadesconcertada: Y ora por qué putas nos movemos pa delante? 

Neymuertaderisa: Idiota!!! es el camión de junto que se mueve hacia atrás...

Y entonces sí comenzó el viaje...

El camión poco a poco iba tornándose en un manicomio, minuto a minuto algo más pasaba que lo hacía cada vez más extraño.

La vieja de atrás de nosotros que cantaba a todo pulmón con sus audífonos puestos: 

video

El video no es fiel a los decibeles que manejaba esta mujer... y así fue durante muuuuucho tiempo. Con diversas canciones que ella destrozaba con su falta de afinación.

Aunado a eso, había una pareja en otro asiento que puso la música de su celular a todo volumen  y cada tercera canción volvía a sonar "Rolling in the deep" de Adele.

Otro poco más atrás había una familia netamente mexican curious que manejaba la cumbia y los corridos al mismo volumen que Adele y los gritos de la ñora de atrás de mí.

Y entonces empezó el infierno... un olor... no, qué digo olor... una peste oh amado lector... digna de esas veces en las que uno no se cambia el calzón en algo así como 29 días... ASQUEROSO!!!!

Ney y yo intentábamos descifrar de quién provenía tan singular fragancia, pero no lo lográbamos. Hasta que no pudimos más y Ney buscó entre sus chingaderitas de la bolsa, algo con qué aminorar el sufrimiento.

Nos untó en boca y nariz un lipstick de m&m's que olía a gelesito de esos de sex shop de chocolate con fresa "pa disfrutar con la pareja"... cuando eso perdió efecto, sacó las toallitas húmedas Asepxia con antiacnil fast... las usamos cual mona para disipar el olor.


Pero fue inútil... tarde o temprano tuvimos que volver a soportar el olor, ahora acompañado de un fuerte dolor de cabeza por los aromas que nos autoinflingimos como paliativos... y de unas nauseas intensas de esas en las que ya sientes la salivita venir.

Y ya llevábamos 2 horas en el fregado autobus...

El martirio duró 3 horas y media!!! Cuando al llegar a la penúltima parada (Cholula) descubrimos de dónde venía el inmundo olor... era una señora casi hasta atrás del camión con dos escuincles que chillaban (no los culpo) y un esposo con cara de imbécil. Se fueron!!! se bajaron!!! el olor se fue!!!

Y 10 minutos después llegamos a nuestro destino.

Y esa, oh amado lector, es la historia de mi viaje de negocios... A la próxima me voy en avión chingao!!!

No hay comentarios: